Centro adicciones – ¿Prevención o incitación a consumir?

Un documento coeditado por el Ayuntamiento de Zaragoza, ha provocado la denuncia del PP municipal por considerar que incita al consumo de estupefacientes.

Estos son algunos de los textos que han indignado al Partido Popular: ‘Para fabricar un rulo que no dañe los epitelios nasales, es preferible utilizar un papel o cartón enrollado que tubos o cañas de materiales duros’ o ‘La toma de cannabis es preferible reservarla para las ocasiones especiales’.

El folleto, destinado a la prevención del consumo de drogas, ha sido publicado por el Plan Integral del Casco Histórico de Zaragoza, ha sido valorado, sin embargo, por el PP como un manual para el uso de drogas y han exigido su retirada por considerar que incita al consumo.

El documento, del que se han editado 650 folletos y 112 carteles, ha sido redactado en colaboración con la entidad Consumo Conciencia. En él, se especifica la composición, la posología, las contraindicaciones o los efectos secundarios de drogas que son ilegales.

Estas indicaciones, en especial dirigidas a la gente joven, han sido valoradas por el PP zaragozano de irresponsables, citando ejemplos como el consejo de que, cuando se consuma cocaína, se evite dañar la nariz o que adviertan de que no hay que consumirla en caso de embarazo, lactancia, enfermedades de riñón o corazón, o si se conduce.

Centro adicciones – ¿Prevención o incitación a consumir?

Por su parte, el Ayuntamiento, gobernado por la coalición Zaragoza en Común, ha emitido un comunicado en el que tachan de falsas estas afirmaciones, y afirma que la filosofía de la administración ha sido siempre prevenir el consumo entre menores y que la guía se ha ofrecido a profesionales del ámbito del trabajo social y a educadores en cuatro sesiones formativas: ‘Se informa ampliamente sobre los efectos adversos del consumo de drogas y la información es veraz y tiene base científica’.

En la ciudad de Zaragoza se desarrollan programas de prevención de drogas desde hace décadas. Según el alcalde, ‘se debe apostar más por las entidades que reducen los riesgos derivados de las drogas y hay que buscar nuevas formas de enfrentar un problema como es el de la limitación de riesgos, ya que somos un país desmemoriado. Ya nadie se acuerda de lo ocurrido en los años 80 donde murieron 10.000 jóvenes en las prisiones de todo el país a raíz de la pandemia del sida generada por el intercambio de jeringuillas’.

Centro adicciones – ¿Prevención o incitación a consumir?