Centro de desintoxicación – Relación entre alcohol y depresión

La depresión es muy frecuente entre quienes consumen alcohol inmoderadamente. En muchas ocasiones, son los síntomas depresivos los que hacen que la persona consulte al médico, descubriéndose entonces su adicción al alcohol, que quizás ni él mismo paciente sospechaba. Estos síntomas depresivos son variados y cada uno de ellos puede presentarse de forma más o menos intensa según el grado de depresión en que se encuentra cada paciente:

  • Tristeza sin motivo y ganas de llorar
  • Cansancio excesivo y pereza invencible
  • Las diversiones que disfrutaba han dejado de agradarle
  • Rehúye la amistades
  • Tiene insomnio
  • Se vuelve pesimista y ve sólo el lado malo de las cosas
  • Empeora el concepto de sí mismo
  • Sensación de que en casa y el trabajo le juzgan mejor de lo que es y que van a descubrir su poca valía
  • Elude responsabilidades
  • No es capaz de concentrarse

Centro de desintoxicación – Relación entre alcohol y depresión

 

En las personas bebedoras son frecuentes las depresiones, aunque también hay que considerar que algunas personalidades depresivas buscan precisamente en el alcohol un remedio para su estado, sin encontrarlo, como es natural, sino agravando su proceso.

La depresión, siendo una enfermedad grave, lo es todavía más porque en ella se dan ocasionalmente tentaciones de suicidio, que el paciente lleva a cabo no durante la enfermedad aguda, en la que ni siquiera tiene fuerzas para ello, sino precisamente en el período de recuperación de la enfermedad. De hecho, esta tendencia al suicidio hace que la depresión esté considerada como una enfermedad muy peligrosa para la vida de algunos pacientes.

Entre los alcohólicos se describen tasas de suicidio veinte veces más altas que entre la población general. Además, las conductas sociales de los bebedores tienden a ser especialmente violentas.

Centro de desintoxicación – Relación entre alcohol y depresión