Centros desintoxicación – La familia es la base de la prevención

Desde la familia se configura el mundo de la persona.

Cuando un adolescente se acerca a la droga, es bueno saber cómo ha sido educado, qué valores ha recibido. A veces proceden de padres muy permisivos y otras veces de familias desestructuradas.

Los adolescentes usan drogas por tres razones principales:

  • Para aliviar el estrés. Las drogas facilitan un escape de la realidad, por esto las usan para distraerse, para mantenerse tranquilos en situaciones de tensión.
  • Para conseguir aceptación en el grupo. Muchos chicos, por falta de autoestima, de carácter definido, de personalidad o de criterios claros, usan las drogas para pertenecer al grupo y ser aceptados por sus compañeros. Pero no debemos olvidar el efecto de mimetismo que se va elaborando a lo largo de la infancia y que queda grabado en el inconsciente. Los jóvenes imitan a los mayores y éstos se drogan para sentirse bien: Toman alcohol y fuman; esta forma de comportamiento muchas veces está reforzada por el aval social.
  • Para experimentar sensaciones placenteras. Los jóvenes buscan siempre nuevas sensaciones, nuevas experiencias. El riesgo, lo excitante o lo nuevo, son atractivos muy importantes.

Los chicos con una autoestima elevada, que piensan con claridad, que tienen habilidades para resolver problemas o capacidad para entablar relaciones sólidas y válidas, son menos vulnerables y menos propensos al consumo de drogas.

Centros desintoxicación – La familia es la base de la prevención