Tratamiento de adicciones – Esquizofrenia y nicotina

Un equipo de científicos del Instituto Pasteur de París acaba de publicar en la revista Nature Medicine los resultados de una investigación que ha permitido descubrir los mecanismos cerebrales que explicarían la adicción a la nicotina que presentan, a menudo, pacientes que sufren esquizofrenia.

El estudio, que se ha basado en un experimento con ratones, revela cómo la nicotina incide en el mecanismo de la corteza prefrontal del cerebro, que es una área vinculada a la cognición y que suele verse alterada por transtornos psiquiátricos.

Las conclusiones de la investigación sostienen que la administración de nicotina tiene la capacidad de revertir parte de los síntomas de esta enfermedad, y, por ello, muchos pacientes manifestarían la tendencia a automedicarse con el tabaco. Lo que conseguiría la administración continuada de nicotina sería restaurar la actividad normal de la corteza prefrontal.

Los científicos han utilizado en los experimentos ratones cuyo ADN incluye una mutación del gen CHRNA5 que recientemente se ha asociado con un aumento del riesgo de padecer tabaquismo y esquizofrenia.

Esa mutación provoca una disminución de la actividad de la corteza prefrontal, lo que afecta a la toma de decisiones y la memoria, entre otras disfunciones, y la administración de nicotina ayuda a recuperar la actividad habitual de esa zona.