¿Hay relación entre el abuso de las nuevas tecnologías y el hábito de fumar?

Acaba de publicarse un estudio que muestra una clara relación entre el abuso de las nuevas tecnologías y la adicción al tabaco, la intoxicación alcohólica y el fracaso escolar. En el blog de tratamiento de adicciones CITA abordamos esta cuestión.

Un estudio de Desconect@, una entidad cuyo objetivo es ayudar a los jóvenes a hacer un uso responsable del móvil, revela que el 50% de los jóvenes que tienen entre 15 y 17 años reconocen que miran el smartphone unas 275 veces cada día. Esta cifra marca un promedio de una vez cada cinco minutos. Del resto, otro 31% lo mira entre 200 y 300 veces al día (es decir, cada 7 minutos).

Y si tomamos en cuenta el género, los chicos lo miran un poco menos que las chicas.

A la pregunta de si podrían vivir sin el móvil, el 55% de las chicas y el 31% de los chicos respondieron que no.

Pero este abuso, además de las implicaciones propias que supone el riesgo de adicción, tiene otras consecuencias no menos preocupantes en el ámbito de la salud.

Eneste sentido, otro estudio, esta vez del Institut Universitari d’Investigació en Atenció Primaria (IDICAP), también acaba de publicar otras conclusiones alarmantes, que vinculan la adicción creciente a las nuevas tecnologías por parte de los jóvenes con el fracaso escolar, el consumo de tabaco y la intoxicación alcohólica. Y concluye además que este abuso tecnológico puede acarrear problemas emocionales y de conducta, como agresividad, ansiedad, depresión, trastorno del sueño y aislamiento social.

Este mismo estudio también ha detectado que los jóvenes que tienen buenas relaciones familiares y participan en actividades extraescolares, tienen un menor riesgo de abusar de las nuevas tecnologías

Este segundo estudio ha puesto de manifiesto además que un 13,6% de los encuestados hacen un uso problemático de internet y que un 2,5% tienen problemas derivados del uso que hacen del móvil y un 6,2% del uso que hacen con los videojuegos.

La adicción a internet, por otra parte, es más frecuente entre las chicas y en ambos géneros es directamente proporcional al fracaso escolar.

Al tratarse de un estudio publicado ahora pero realizado entre 2010 y 2011, sus responsables advierten que, de actualizarse, las cifras serían mucho más alarmantes, ya que el acceso a internet a través del móvil, la interacción en las redes sociales, y los juegos en línea y su uso generalizado entre los adolescentes, son mucho más significativos en la actualidad.