Tratamiento de adicciones – El peyote y la medicina

El peyote mitiga los dolores y cura la artritis, los trastornos intestinales, la diabetes, la fiebre, la gripe, el dolor de cabeza, la insolación, la tuberculosis y muchas otras dolencias. También se usa como antídoto en intoxicaciones de un tipo de estramonio y como apoyo en terapias contra el alcoholismo.

El doctor Louis Lewin fue el primero en traer peyote a Europa e investigar sus propiedades. En 1888 descubrió la existencia de alcaloides en el peyote.

A partir de entonces, la medicina, especialmente la psicoterapia y el psicoanálisis, empezaron a interesarse por la mescalina, que el científico Arthur Heffter había conseguido aislar en 1896 de un cactus del peyote.

Con la terapia contra la adicción al alcohol, denominada Psychedelic Therapy y utilizada en el hospital canadiense Hollywood en la década de 1950, se desarrolló una nueva forma de tratamiento psicoterapéutico y psiquiátrico. Se basaba en las experiencias con mescalina de peyote, pero también con psilocibina y LSD. Co ello, el paciente experimentaba una revelación mística que le permitía definir de nuevo la estructura de su personalidad.

En Gran Bretaña, en 1954, los psiquiatras Sandison, Spencer y Whitelaw, basándose en el psicoanálisis freudiano, elaboraron un tratamiento denominado ‘terapia psicolítica’. El paciente recibía durante un período de tiempo, de entre seis meses y dos años, alucinógenos como la mescalina, la psilocibina o el LSD en pequeñas dosis, y trabajaba la experiencia a través de la pintura, la conversación o actividades de grupo.

El famoso profesor de psiquiatría e investigador de la mescalina, el doctor Kurt Beringer, colaborador de Louis Lewin y amigo de Hermann Hesse y C.G. Jung, tuvo en 1920 la idea de estudiar el comportamiento alucinógeno y el denominado ‘desarrollo aluconógeno’ bajo los efectos de la mescalina. Beringer tenía contacto, como psiquiatra clínico, con neurópatas que no podían describir de forma objetiva y válida sus experiencias con la mescalina. Por esta razón, empezó a llevar a cabo sus estudios en personas sanas. Las experiencias de cada paciente fueron recogidas en protocolos muy precisos.

La homeopatía también obtiene, a partir de la Lephophora un remedio denominado Anhalonium, que se utiliza para tratar depresiones, dolores de cabeza, insomnio, estados de ansiedad y enfermedades psiquiátricas.

Lamentablemente, también existe una relación histórica entre los nazis y la mescalina. Existe documentación histórica que narra los experimentos realizados con mescalina en los campos de concentración.