Hay diversos tipos de adicciones, y aunque es habitual vincular la adicción a una sustancia, también existen las que se denominan adicciones comportamentales, en las que el individuo realiza algún tipo de actividad de manera compulsiva. Este tipo de adicciones se conoce como adicciones comportamentales, dentro de las que podemos encontrar la adicción al sexo.

La adicción al sexo se considera un trastorno, definido como: “Conducta indefectiblemente compulsiva; tendencia involuntaria, irrefrenable, reiterativa e irreflexiva, dirigida a establecer un tipo de relación sexual estereotipada de la que queda una abrumante sensación de insatisfacción”.

Adicción al sexo

La adicción al sexo

En el centro de tratamiento de adicciones CITA hemos constatado en numerosas ocasiones que este tipo de adicción afecta a muchas partes de la vida personal y en muchos casos es el origen de no sentir placer, en el momento que el adicto no tiene control sobre la situación, convirtiendo lo que originalmente es placentero de una relación “normal” en un motivo para sentir malestar. Norlamente es una conducta compulsiva, que intenta apaciguar la ansiedad mediante un camino equivocado, que en la mayoría de los casos genera más sufrimiento y ansiedad, que en el momento previo. Es así como además se produce el rechazo a uno mismo, comprobando que esta conducta no sólo no calma los síntomas, sino que provoca más problemas.

Clínica de tratamiento de adicciones
En el centro de desintoxicación CITA nos encontramos de manera habitual con problemas en el trabajo, problemas de carácter económico o social, debido a este comportamiento, ya que este tipo de persona se ve obligada a acudir a servicios sexuales, pornografía o incluso a tener relaciones sexuales con desconocidos e incluso sin protección. En este tipo de individuos la vida gira en torno al sexo y en la mayoría de los casos, sintiendo más culpa y sufrimiento que placer.

Este tipo de comportamiento sexual tiene un origen psicológico, donde el comportamiento se convierte en una válvula de escape para problemas de autoestima, problemas en las relaciones personales u otro tipo de conflictos. En muchas ocasiones el adicto se ve obligado a ocultar el problema, mintiéndose a sí mismo y a los demás, sintiendo vergüenza, impotencia y sufrimiento.

El tratamiento de la adicción al sexo

La adicción al sexo es un trastorno posible de tratar siempre que se deje en manos de especialistas como los que integran nuestro centro de tratamiento de adicciones, expertos en diseñar un tratamiento específico para cada paciente.

En nuestro tratamiento de adicciones como la adicción al sexo, buscamos a través de la psicoterapia, los desencadenantes más probables de este tipo de conductas para tratarlas a través de técnicas cognitivas-conductuales. En nuestro sistema de tratamiento se valora el tipo de atención psicológica/farmacológica necesaria, según el grado de alejamiento de la realidad que causa los síntomas. En el centro de tratamiento de adicciones CITA sabemos que la adicción al sexo es un comportamiento complejo, que requiere ayuda profesional con diversas estrategias en función del caso: estrategias psicoterapéuticas, educativas, terapia individual u otro tipo de intervenciones de diversos profesionales especializados.

En el tratamiento de adicciones, Redcita es líder y cuenta con una gran experiencia y trayectoria en la adicción al sexo, aportando a sus pacientes múltiples herramientas, alternativas y estímulos para luchar y conseguir apartarse de esta adicción de una forma progresiva y sobretodo, definitiva. En este proceso de la adicción al sexo es muy importante la asimilación y aceptación de la adicción por parte del paciente, ya que sólo de esta forma se puede tratar y trabajar satisfactoriamente el problema por parte de nuestro equipo de psicoterapeutas.
Redcita es un centro de tratamiento de adicciones de máximo nivel de satisfacción por parte de sus pacientes gracias a su gran equipo profesional e instalaciones diseñadas con este fin.