Centro desintoxicación – Los famosos y las adicciones

El diario El País ha publicado un artículo donde recoge un listado de personajes famosos que han reconocido haber tenido problemas con el abuso de alcohol y otras drogas.

El actor James Franco ha confesado recientemente que comenzó a consumir sustancias adictivas a los 17 años, iniciando una etapa que se prolongó durante diez años.

Lindsay Lohan también ha reconocido su adicción al alcohol y a la cocaína, afirmando que, en su caso, el alcohol fue la puerta de entrada a otras drogas.

Drew Barrymore ya era adicta al alcohol a los 11 años, y a los 12 amplió su adicción a otras drogas: ‘Mi mente adicta me decía que si fumar marihuana estaba bien, también lo era probar la cocaína’

Demi Lovato reconoció que no podía pasar una hora sin consumir cocaína y que tocó fondo en 2010, cuando fue ingresada en un centro de rehabilitación: ‘Aprendí de golpe que no podía salir más de fiesta. Algunas personas pueden salir y que no se les vaya de las manos, pero no es mi caso’. La cantante confesó que estaba tan metida en la cocaína que pensó que no iba a llegar a los 21 años.

 

El también actor Zac Efron, que se sometió a rehabilitación en 2013, declaró: ‘Es una lucha interminable. Estaba bebiendo mucho; demasiado. Me sentía vacío y ese vacío lo llenaba con la bebida y el consumo de cocaína’

La cantante Fergie reveló que su adicción a la metanfetamina fue tal que le provocó trastornos mentales severos: ‘Sufría psicosis y alucinaba a diario. Me costó un año librarme de esa droga. Estaba sentada por ahí y veía abejas y conejos, sentía que cámara de infrarrojos me vigilaban’

El actor Matthew Perry ha confesado no recordar tres años de ‘Friends’ y tuvo que ingresar varias veces en centros de rehabilitación por su adicción al alcohol y al Vicodin.

Nicole Ritchie ha declarado asimismo que probó la heroína a los 13 años.

Elton John admitió que las drogas estuvieron a punto de poner en peligro su vida: ‘Tenía ataques epilépticos que me hacían ponerme azul y la gente me encontraba en el suelo y me metía en la cama, pero al cabo de 40 minutos ya estaba esnifando otra línea. Fumaba porros, me bebía una botella de Johnnie Walker y entonces me quedaba levantado tres días y después me iba a dormir durante un día y medio. Me levantaba otra vez y estaba tan hambriento al no haber comido nada que igual me comía tres bocadillos de beicon, un bote de helado y después lo vomitaba todo, porque me convertí en bulímico’

Centro desintoxicación – Los famosos y las adicciones

Robert Downey Jr. también ha hecho público su pasado como adicto. El actor pasó hasta 16 meses en la cárcel por tráfico de drogas y conducción temeraria: ‘Es como tener un arma cargada en la boca y el dedo en el gatillo, sabes que en cualquier momento se va a disparar, pero te gusta el sabor del metal del cañón’

Robbie Williams, que fue adicto al alcohol y a los estupefacientes, ha declarado que a veces aún siente la tentación de consumir éxtasis.

Brad Pitt acaba de reconocer su adicción al alcohol y a la marihuana —lo que le costó su matrimonio con Angelina Jolie, según él mismo ha dicho—: ‘Bebía mucho. Se convirtió en un problema. Estoy muy feliz de que haya pasado medio año. Vuelvo a tener el control de mis acciones’. También confesó que había consumido marihuana y otras sustancias.

Ben Affleck ha hablado abiertamente de sus adicciones y de sus recaídas, que le han llevado reiteradas veces a rehabilitación.

Michael Caine solía beber una botella de vodka al día, y la acompañaba de varios paquetes de cigarrillos.

Maradona reconoció que tenía 24 años cuando consumió droga por primera vez y que aquel había sido el error más grande de su vida. Asegura que lleva 13 años sin consumir y que se siente afortunado por seguir con vida.

Shia LaBeouf ha comentado los problemas relacionados con su adicción al alcohol.

El cantante Melendi confesó que con 17 años comenzó a tomar cocaína y que se considera adicto a las drogas. Ha tomado cocaína, alcohol y varios tipos de fármacos: ‘Yo soy adicto porque no puedo probarlo, soy un enfermo crónico. Yo tuve una época en mi vida en la que las sustancias me despojaron de todo lo bueno que me inculcaron mis padres’.

Según Joaquín Sabina, la vida sin una copita se le hace incolora, inodora e insípida. El cantautor ha reconocido su relación con las drogas, sobre todo con la cocaína: ‘Yo nunca he negado que me metiera rayas a diario, pero tal vez soy más borracho que adicto a la cocaína, porque mientras a mi alrededor mataban por un raya, yo no lo hacía, y he podido dejar las drogas sin grandes conflictos’

Centro desintoxicación – Los famosos y las adicciones